X
SUSCRIBITE AL BLOG
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  EMPRESA
X
¿QUÉ TE GUSTARÍA LEER?
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  COMENTARIO
ENVIAR >
Abr 2019
Compartir en:

CIBERSEGURIDAD

EN LA ERA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La seguridad informática es prioritaria en cualquier organización. Las nuevas tecnologías obligan a repensar estrategias. Y a no relajarse frente a los buenos resultados.
 
El concepto de Inteligencia Artificial (IA) pareciera estar abarcando todo: el mundo de la innovación, el de la productividad, el de mejora de costos, tiempos y eficiencias. Y es tan vasto ese universo y tantas las derivaciones que surgen del término, que aspectos básicos como el de la seguridad o ciberseguridad quedan relegados a un segundo o tercer plano, cuando en realidad nunca deberían dejar de estar en el escenario principal.
A la hora de evaluar cuáles serán los principales desafíos que el mundo enfrentará de cara a 2019-2020, aparece la IA atada a la problemática de la ciberseguridad. Y es que esta tecnología será cada vez más analizada respecto de su efectiva utilización en favor del cuidado de los sistemas. Más allá de que hay quienes defienden sus beneficios a rajatabla.
“No existe IA real en la seguridad cibernética, ni probabilidad alguna de que se desarrolle en este año”, sentenció la empresa de seguridad Forcepoint en su Informe de Predicciones de Seguridad Cibernética correspondiente al año 2019.
Se trata de una de las 7 áreas en donde, de acuerdo a la visión de la compañía, aumentarán los riesgos. Por ende, las empresas, los gobiernos e, inclusive, los usuarios, deberán prepararse mejor frente a amenazas cada vez más sofisticadas donde, posiblemente, la IA también haga su incipiente aporte.
“Cuando confiamos en los algoritmos y los datos analíticos para manejar un automóvil, para enfocar las decisiones en la atención médica y para alertar a los profesionales de seguridad sobre posibles incidentes de pérdida de datos, ¿hasta dónde debe llegar esa confianza?, ¿las afirmaciones de los proveedores sobre la efectividad de la IA se compararán con la realidad de los ataques cibernéticos sofisticados?”, plantea el reporte.
Y los expertos se quedan pensando. Especialmente en un contexto en donde, en paralelo, el 94% de los expertos en seguridad consultados señaló que la seguridad es tema prioritario cuando se encaran proyectos orientados a migrar a la nube, razón por la que un 31% decidió limitar la cantidad de datos que alojan en ese espacio… por razones de seguridad.

...el 94% de los expertos consultados señaló que la seguridad es tema prioritario cuando se encaran proyectos orientados a migrar a la nube, razón por la que un 31% decidió limitar la cantidad de datos que alojan en ese espacio… por razones de seguridad.

Oportunidades y alertas
Este punto es el que, desde otro lugar, aborda un reporte de Cyxtera Technologies, dedicada a soluciones de infraestructura. Para la compañía, así como hay oportunidades e innovación para crear soluciones basadas en IA para facilitar determinadas actividades a los usuarios, esas mismas herramientas terminan siendo empleadas por los ciberdelincuentes para hacerlos caer en sus trampas.
“Una de las mayores amenazas es cuando los delincuentes cibernéticos comienzan a usar sitios de phishing generados por IA y malware que están diseñados para evitar la detección. A medida que los delincuentes comprenden mejor cómo funciona el machine learning, comenzarán a modificar sus técnicas de ataque y software malicioso para superar las capacidades de algunos algoritmos”, agregó la compañía en su informe.
La situación en materia de ciberseguridad se vuelve, con el devenir del tiempo, más compleja. Porque si las organizaciones entendieron que no deben cesar en su política de prevención y concientización interna y externa, ahora deben profundizar su alcance debido a lo que la IA puede llegar a generar en materia de inseguridad informática.
 
Gestionar la información
Hay un aspecto que es claro. La IA ayuda enormemente como medio para analizar con mayor eficacia los gigantescos volúmenes de información digitalizada que se producen a cada segundo. Pero eso no significa que se entregue a la IA la confianza ciega que suele darse a las nuevas tecnologías que irrumpen en el mercado.
La IA está avanzando en la industria de ciberseguridad como un medio para analizar mejor esas montañas de información. Y hay empresas que ya utilizan su capacidad de predicción para bloquear ataques que, de otro modo, no habrían sido detectados, advierte un reporte de Gartner sobre la materia.
Pero esto no implica que se desconozcan los riesgos que se pueden plantear desde el otro lado. Porque, en definitiva, se trata de una misma tecnología con dos objetivos diferentes: uno, vulnerar un sistema; el otro, prevenirlo. Y es aquí donde la IA encuentra su mayor desafío.
¿Será que la IA planteada desde la ciberseguridad tendrá que impulsar velozmente a sus especialistas a aprender a desentrañar las técnicas de los delincuentes informáticos con IA para vulnerar sistemas? ¿O será que estos últimos tendrán que aprender a descifrar las técnicas implementadas para, de la mano de la IA, concretar sus intrusiones y delitos? ¿Quién lleva la delantera?
Históricamente, los que pican primero son los ciberdelincuentes. Y hay quienes aseguran que ya llevan años aplicándolas en todas sus acciones orientadas a hacer vulnerables las redes. Más allá de la IA propiamente dicha, las acciones de ciberseguridad deben ser una política constante que siempre mire a la innovación.
 
No perder conciencia
“Como líderes tecnológicos es una buena noticia saber que sólo uno de cada ocho ciberataques está traspasando los equipos de seguridad en la actualidad. Sin embargo, los mejores índices a la hora de prevenir y mitigar el impacto de los ciberataques no puede provocar que las empresas pierdan el sentido de urgencia en el tema. Para nosotros es fundamental que los actores locales y globales sigan invirtiendo en nuevas tecnologías e infraestructura, con el objetivo de alcanzar un nivel de ciberseguridad prácticamente inquebrantable en los próximos dos a tres años”, destaca Juan Manuel González, director ejecutivo de Accenture.
El 83% de las empresas afirma que las tecnologías disruptivas son fundamentales para asegurar el futuro del negocio. Inteligencia Artificial (IA), machine o deep learning, análisis del comportamiento del usuario (user behavior analytics) y blockchain son inversiones necesarias para elevar el desempeño en términos de ciberseguridad, indicó un informe de Accenture sobre el tema.
Y aun cuando la afirmación fue común, sólo el 40% de las organizaciones está comprometiendo inversiones en este tipo de tecnologías, lo que demuestra que el optimismo es relativo. Y que se torna urgente repensar en las acciones de ciberseguridad en un contexto de crecimiento constante de soluciones y aplicaciones basadas en IA.

 

¿Qué te pareció la nota?

Suscribite a nuestro blog

Recibí un resumen mensual de contenido de TrendIT sobre novedades y soluciones digitales para la evolución de tu negocio.