X
SUSCRIBITE AL BLOG
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  EMPRESA
X
¿QUÉ TE GUSTARÍA LEER?
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  COMENTARIO
ENVIAR >
Jun 2020
Compartir en:

CÓMO LA TECNOLOGÍA AYUDARÁ A GARANTIZAR LA SALUD EN LA NUEVA NORMALIDAD

El escenario post-pandemia muestra una nueva normalidad dónde garantizar la salud en los espacios de alta concentración de personas se volverá un aspecto fundamental. Las empresas y organismos deberán gestionar la distancia física y garantizar espacios de trabajo saludables. La tecnología avanza para ayudar en este camino en el que el covid-19 obliga a repensar la manera en que trabajamos.
 
Meses atrás, nadie esperaba ser escaneado para saber si tiene fiebre antes de entrar a centros comerciales, aeropuertos o edificios corporativos. La pandemia del covid-19 puso en alerta a la población mundial y cambió el mundo en el que vivimos.
Desde el inicio de la pandemia, los Gobiernos y organizaciones se apoyaron en la tecnología para poder gestionar la crisis y reducir sus daños. El Ministerio de Salud de la Nación, por ejemplo, aprovechó tecnologías de analíticas para gestionar los datos de registros oficiales, exponerlos, procesarlos y compartirlos por medio de interfaces simples de comprender y utilizar. Los profesionales de la salud, en tanto, se apoyaron en redes como TelMed para poder trabajar a distancia a partir de la digitalización de diversos procesos médicos. Desde la implementación de videollamadas para la realización de primeras consultas hasta el diagnóstico por imágenes a distancia, la medicina se reinventó para poder ser más eficiente cuidando el respeto por la distancia social.

El Ministerio de Salud de la Nación, por ejemplo, aprovechó tecnologías de analíticas para gestionar los datos de registros oficiales, exponerlos, procesarlos y compartirlos por medio de interfaces simples de comprender y utilizar.

La Secretaría de Innovación Pública, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, la Fundación Sadosky, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) desarrollaron una aplicación, Cuid.ar, para que las personas puedan realizar un autodiagnóstico de síntomas asociados con el covid-19, acceder a información y tramitar y obtener el Certificado Único Habilitante de Circulación (CUHC).
Este tipo de soluciones, junto con analíticas avanzadas de movilidad, se utilizaron en distintos países para medir la circulación de personas. También hubo anuncios de parte de compañías como Apple y Google que están colaborando para aprovechar las capacidades de sus teléfonos móviles para hacer más fácil el rastreo de contactos cercanos de un infectado por covid-19.
Mientras esto sucede en el ámbito público, las empresas que ya han vuelto a abrir sus puertas debieron redefinir procesos y crear protocolos específicos para garantizar la salud de sus trabajadores. La tecnología se muestra en la actualidad como una aliada indispensable para ayudar a las compañías y gobiernos a monitorear la salud de los empleados y colaborar en una vuelta a la normalidad en la que la prevención se convertirá en prioridad.
 
 
Sistemas de cámaras para controlar temperatura y uso del tapabocas
 
Una de las primeras decisiones de gobiernos y empresas fue la instalación de cámaras de seguridad termográficas con el objetivo de medir la temperatura de los transeúntes. Antes de dictarse en la Argentina la cuarentena obligatoria, en el aeropuerto de Ezeiza, la principal vía de entrada aérea al país, se ubicaron cámaras térmicas en el sector de migraciones para detectar a distancia la temperatura de las personas que ingresan al país.

La tecnología se muestra en la actualidad como una aliada indispensable para ayudar a las compañías y gobiernos a monitorear la salud de los empleados y colaborar en una vuelta a la normalidad en la que la prevención se convertirá en prioridad.

La Legislatura Porteña, en tanto, llevó adelante recientemente un ensayo para probar un dispositivo termográfico que permite medir la temperatura corporal en tiempo real y a distancia.
La solución probada en la Legislatura Porteña también permite monitorear si las personas que ingresan al edificio cuentan con tapabocas o barbijos. Este tipo de cámaras ya vienen siendo utilizadas en industrias para controlar el uso de elementos de seguridad como cascos o chalecos refractarios y ahora se expanden hacia todos aquellos espacios dónde se hace necesario controlar el uso barbijos o tapabocas.
Las empresas tecnológicas están innovando permanentemente para hacer las cámaras más eficientes y rápidas. Actualmente, soluciones de compañías como Dahua Technology permiten monitorear hasta a tres personas por segundo, cinco veces más rápido que un termómetro tradicional. La solución de Hikvision probada en la Legislatura Porteña, en tanto, asegura que es capaz de medir la temperatura corporal de hasta 30 personas en simultáneo, a una distancia que oscila entre uno y nueve metros.
 

 

Las empresas tecnológicas están innovando permanentemente para hacer las cámaras más eficientes y rápidas. Actualmente, soluciones de compañías como Dahua Technology permiten monitorear hasta a tres personas por segundo, cinco veces más rápido que un termómetro tradicional.

Distanciamiento social
 
En España se ha desarrollado una tecnología para controlar la capacidad de los comercios y asegurar el distanciamiento social, al emitir un aviso cuando un comercio se encuentra al máximo de su capacidad o cuando dos personas se acercan más de lo debido una de la otra.
La solución probada en ese país consta de un pequeño dispositivo que se entrega a los clientes que entran a los establecimientos y permite determinar su posición dentro del local y, de esa manera, controlar el distanciamiento social desde una computadora, informó Efe. La aplicación está pensada para sitios en los que usualmente se aglomeren personas como bancos, supermercados, hoteles, aeropuertos salas de cine o, incluso conciertos.
 

 

 

 

La automatización: robots y drones
 
En Asia es dónde más se ha visto el uso de robots para minimizar el contacto entre las personas. En Wuhan, por ejemplo, fueron utilizados para asistir a los enfermos y hacer llegar los medicamentos a las salas de internación. Además, han sido utilizados para desinfectar ambientes y hasta para marcar y señalar la distancia que se debe respetar en lugares cerrados.
En Argentina, la firma local UVR Robotics presentó un prototipo de robot autónomo que ofrece un sistema de desinfección de ambientes a través de la utilización de rayos ultravioletas. El robot cuenta con sensores de escaneo 3D del entorno para trazar rutas de trabajo sin la necesidad de la intervención humana.
En las ciudades de Madrid y Nueva York, en tanto, se utilizaron drones para vigilar el cumplimiento del distanciamiento social en los sitios públicos. Las aeronaves no tripuladas, además se aprovechan para tareas de desinfección de sitios de difícil acceso.
Luego del aislamiento social obligatorio, las empresas deberán adaptar procesos para prevenir y garantizar la salud de sus trabajadores y clientes. Desde el uso de analíticas hasta la movilidad, las videocámaras y los robots, la tecnología se muestra como una aliada para garantizar que las empresas sigan operando y puedan colaborar en la prevención del covid-19.
 
¿Qué te pareció la nota?

Suscribite a nuestro blog

Recibí un resumen mensual de contenido de TrendIT sobre novedades y soluciones digitales para la evolución de tu negocio.