X
SUSCRIBITE AL BLOG
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  EMPRESA
X
¿QUÉ TE GUSTARÍA LEER?
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  COMENTARIO
ENVIAR >
Julio • 2020

EL PODER DE LOS DATOS Y LA IA

PARA POTENCIAR LAS VENTAS

La transformación digital se aceleró. El covid-19 masificó tanto el uso de herramientas tecnológicas como el comercio electrónico. Luego de la pandemia, se espera que el retail logre un crecimiento con el rebote de la economía. Con Big Data e Inteligencia Artificial (IA), los comercios tienen la oportunidad de focalizar y redireccionar las estrategias comerciales y apalancar la demanda.
 
Si algo aprendieron las empresas de la pandemia por el covid-19 es que no pueden quedarse atrás en el uso de tecnología para mejorar sus procesos y comercializar sus productos y servicios.
La nueva normalidad requiere de empresas mucho más digitalizadas y por eso el consenso general es que la transformación digital de las compañías debe acelerarse.
Las persianas bajas obligaron a transformar a los comercios minoristas para centrarse en una en una estrategia de ventas basada principalmente en el comercio online.

Las ventas a través de comercios online de los supermercados durante las primeras tres semanas de la cuarentena crecieron un 300 por ciento en relación a las tres semanas previas al inicio del aislamiento

Según indican los últimos resultados obtenidos por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), las ventas a través de comercios online de los supermercados durante las primeras tres semanas de la cuarentena crecieron un 300 por ciento en relación a las tres semanas previas al inicio del aislamiento. En el caso de las farmacias, el incremento fue de un 60 por ciento y en el de la computación, del 50 por ciento.
En medio de una contracción mundial de la economía, las empresas deben acelerar sus procesos de transformación digital siendo estratégicas en las inversiones que realizan. El análisis de grandes volúmenes de datos (Big Data) y la inteligencia artificial (IA) son dos aliados para que las empresas, y particularmente el retail, puedan hacer crecer sus negocios en un contexto desafiante.

 
El usuario en primera plana
 
El crecimiento en el uso de smartphones y tabletas ha permitido educar a los usuarios en herramientas digitales y comercio electrónico. Con un celular en cada bolsillo, las empresas tienen la capacidad de llegar a cada usuario individualmente y crear una experiencia personalizada de acuerdo con su perfil.
El análisis de datos sobre sus consumidores puede ayudar a las empresas a potenciar sus ventas, ofreciéndole ofertas personalizadas y específicas, según su localización, condición socioeconómica y demográfica, necesidades e historial de consumo. El resultado es un incremento de las ventas y una mejora en la experiencia del usuario.

El diamante de Amazon es su motor de búsqueda con inteligencia artificial, que permite recomendar productos a los clientes de acuerdo con su historial de búsqueda y compras, promoviendo nuevos consumos dentro de su aplicación.

Una de las empresas que más ha trabajado en la personalización es el gigante de comercio electrónico Amazon. El diamante de Amazon es su motor de búsqueda con inteligencia artificial, que permite recomendar productos a los clientes de acuerdo con su historial de búsqueda y compras, promoviendo nuevos consumos dentro de su aplicación. Facebook y su par Instagram también han hecho un buen trabajo de análisis de datos para recomendar contenido, páginas y productos que se adecúen a los intereses de cada consumidor.

 
Marketing digital basado en IA
 
El primer acercamiento con el cliente es clave en el proceso de compra. El uso de analíticas de datos e IA pueden ayudar a que ese primer contacto con el consumidor se convierta en una compra.
El marketing basado en datos permite predecir comportamientos futuros de los clientes y, junto con la publicidad programática, ofrecer beneficios y avisos publicitarios de acuerdo a sus intereses.
Recientemente, las compañías Equifax y Retargetly presentaron Audiencias Digitales, una solución para hacer la comunicación más efectiva y eficiente, permitiendo hacer pauta digital enfocada a públicos específicos, especialmente en contextos críticos como la pandemia por el nuevo covid-19. Así, las compañías se proponen una solución que permita llegar a targets determinados como personal de salud o trabajadores de tareas esenciales, integrando datos del mundo offline y online para llegar con información u ofertas personalizadas.
 
 

Chatbots y asistentes personales
 
El uso de asistentes personales como Siri, Alexa y Cortana creció a medida que los smartphones y parlantes inteligentes empezaron a incorporar la capacidad de reconocer la voz de sus usuarios. Esta tendencia se suma a un uso cada vez mayor de servicios de mensajería para todos los procesos de atención al cliente.

Un chatbot o asistente virtual de voz automatiza conversaciones habituales permitiendo a las empresas disponer de sus recursos humanos para otras tareas de mayor valor.

Un chatbot o asistente virtual de voz automatiza conversaciones habituales permitiendo a las empresas disponer de sus recursos humanos para otras tareas de mayor valor. En general, este tipo de tecnologías se vienen utilizando para servicios de atención al cliente, pero poco a poco empiezan a penetrar también en la venta de productos.
En Estados Unidos, la cadena de pizzas Domino’s realizó una campaña para que los usuarios puedan pedir pizza a través de un chatbot al que se accedía desde Facebook Messenger. La movida generó un doble beneficio: además de automatizar el proceso de atención de pedidos, Domino logró identificar a cada cliente a través de su perfil en la red social.

 
Detrás de la persiana
 
Pero el comercio no es solo llegar al cliente con las mejores ofertas. Gran parte del éxito de una tienda de retail tiene que ver con sus procesos de gestión de inventario y distribución de productos.
Entre las recomendaciones de Boston Consulting Group (BCG) para los supermercados y tiendas minoristas en el contexto de covid-19 se encuentra la flexibilización de las cadenas de suministro para resistir la crisis. Para ello, la consultora apunta a reasignar sus redes de proveedores e impulsar el uso de la inteligencia artificial y los datos para gestionar de manera inteligente el inventario y liberar capital para inversiones o reducir el gasto financiero.
El uso de datos e IA permite, además, predecir los futuros consumos y atender un crecimiento en la demanda en fechas específicas como Navidad, Día de la Madre o Día del Padre.
En un escenario de crecimiento del comercio electrónico, las empresas de todos los tamaños deben empezar a invertir en tecnologías que les permitan aprovechar los beneficios de la personalización para que, una vez pasada la crisis, puedan capturar nuevos mercados y potenciar sus ventas.

 

COMPARTIR NOTA
IR A INICIO
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Nos unimos para acompañar mejor a tu empresa