X
SUSCRIBITE AL BLOG
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  EMPRESA
X
¿QUÉ TE GUSTARÍA LEER?
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  COMENTARIO
ENVIAR >
Dic 2020
Compartir en:

LA RESPUESTA POST-PANDEMIA: INFRAESTRUCTURA IT MÁS ÁGIL Y ESCALABLE

IDC Latinoamérica estima que las soluciones de IaaS crecerán para 2021 en 29.4% en comparación con este año, mientras que PaaS lo hará en 36.9% y Saas en 19.9%. La razón es que las empresas demandarán infraestructura de IT más ágil y escalable.
Una lección de la pandemia por el covid-19 es que todo puede cambiar de un instante al otro. Para las empresas, el covid-19 fue el impulso necesario para reinventarse y acelerar proyectos tecnológicos, que de otro modo llevarían años en concretarse. Las estimaciones que se publican en los medios de comunicación indican una aceleración de la digitalización a nivel mundial de cuatro a seis años durante el 2020.
La masividad del home office y los cambios en el comportamiento de los clientes impulsaron la inversión en tecnología que permitirá a las compañías ser más ágiles y eficientes. La agilidad organizacional, que permite a las compañías renovarse, adaptarse y reconocer rápidamente las oportunidades que se presentan en el mercado, aparece como el principal objetivo en un ambiente en constante cambio.

La masividad del home office y los cambios en el comportamiento de los clientes impulsaron la inversión en tecnología que permitirá a las compañías ser más ágiles y eficientes.

Los resultados de una encuesta realizada por IDC muestran una migración en las prioridades de las empresas de Latinoamérica a partir de la pandemia. Mientras que a principios de año el foco de la inversión tecnológica estaba puesto en la seguridad (58 por ciento), soluciones de inteligencia de negocio (38 por ciento) y optimización y consolidación de la infraestructura de IT (32 por ciento); para septiembre el último rubro pasó a la primera posición con una preferencia del 45 por ciento. La infraestructura en la nube se ubicó en segundo lugar con 39 por ciento, subiendo siete posiciones con respecto al inicio del 2020, en concordancia con la necesidad de mayor agilidad y escalabilidad para atender a los cambios de mercado.  

La agilidad y flexibilidad de la nube permite a las compañías llegar más rápido con productos y soluciones que respondan a las necesidades de sus clientes, pero también de colaboradores que buscan un nuevo modo de trabajar.

La nube permite a las empresas tercerizar parte de su IT y ser más rápidos y flexibles en implementar nuevas soluciones que se adapten a los cambios del mercado. La agilidad y flexibilidad de la nube permite a las compañías llegar más rápido con productos y soluciones que respondan a las necesidades de sus clientes, pero también de colaboradores que buscan un nuevo modo de trabajar. El home office llegó para quedarse —el 80 por ciento de las organizaciones continuarán teletrabajando incluso cuando finalice el proceso de confinamiento— y las empresas deben contar con la infraestructura adecuada que permita soportar un modelo de trabajo mucho más flexible y ágil.
 
Las prioridades hacia 2021
 
IDC indica que durante el próximo año las organizaciones necesitarán revisar su infraestructura IT con base en las demandas de negocio, tomando en cuenta los cambios que ha dejado la contingencia sanitaria. La experiencia de los clientes se ubica como los elementos más estratégicos y, por eso, las tecnologías relacionadas con inteligencia artificial, machine learning y CRM serán las prioridades del negocio para el próximo año.
La perspectiva de IDC coincide con una encuesta realizada por KPMG a los CEOs de empresas de Latinoamérica durante 2020. En Argentina, la consultora encontró que las inversiones más significativas durante el próximo año estarán destinadas a inteligencia artificial o machine learning (76 por ciento), la nube (72 por ciento) y automatización de procesos (56 por ciento).
El 78 por ciento de los encuestados, además, indicó tener más confianza en aumentar el uso de tecnología en la nube que durante los últimos tres años. En línea con este resultado, IDC Latinoamérica apunta que las soluciones de infraestructura como servicio (IaaS) crecerán para 2021 en un 29,4 por ciento en comparación con este año, mientras que plataforma como servicio (PaaS) lo hará en un 36,9 por ciento y software como servicio (SaaS) en un 19,9 por ciento.
 
La agilidad: desde la infraestructura a la mentalidad
 
No cabe duda de que la migración hacia la nube, en cualquiera de sus formas, trae ventajas asociadas para las compañías que la implementan. AWS, uno de los principales servicios de nube pública, indica cuatro beneficios de la migración hacia la nube:
  • Ahorro de costos por la eliminación de costos asociados a energía, espacio, enfriamiento, mantenimiento y operación
  • Productividad al permitir a los empleados pasar de un trabajo táctico a uno estratégico, eliminando las tareas relacionadas a la administración de sistemas
  • Resiliencia operativa al mejorar la seguridad de IT, disponibilidad y confiabilidad, además de mayor elasticidad para responder al incremento de la demanda.
  • Agilidad del negocio a partir de la mejora en la velocidad del time-to-market, innovación y rapidez en la expansión a nivel global. Esta área también incluye la habilidad de IT para responder al desarrollo de nuevos productos y servicios de forma más rápida.

Contar con infraestructura tecnológica en la nube es solo el primer paso. Igual de importante es poder crear una metodología de trabajo ágil que permita responder más rápido a los cambios y atender las oportunidades que se presentan.

Estos dos últimos ejes fueron primordiales en la pandemia y cobrarán relevancia también en la post-pandemia. La agilidad y resiliencia serán claves para sobrevivir en un mundo de incertidumbres y cambio.
Sin embargo, contar con infraestructura tecnológica en la nube es solo el primer paso. Igual de importante es poder crear una metodología de trabajo ágil que permita responder más rápido a los cambios y atender las oportunidades que se presentan.
Una  encuesta de Great Place To Work indica que el 72 por ciento de los colaboradores que trabajan con metodologías ágiles consideró que su empresa tiene la mentalidad adecuada para responder a los cambios que debe enfrentar el negocio, mientras que esta percepción desciende 18 puntos entre aquellos que no están trabajando con estas metodologías.
 
De la innovación a la supervivencia
 
La pandemia del covid-19 hizo que el concepto de agilidad migrara desde un elemento pensado para la innovación a un tema estratégico para la supervivencia de las organizaciones. Innovar en un mundo en constante cambio es la única posibilidad para sobrevivir.
Los movimientos en las prioridades de inversión de las compañías para 2021 demuestran que ser resilientes, ágiles y escalables serán mandatorios en la era post-pandemia. Para ello, las empresas deben repensar tanto su infraestructura de IT, apoyándose en tecnologías como la nube, que les permitirán ser mucho más flexibles y escalables. La agilidad es la nueva ventaja competitiva.
 
¿Qué te pareció la nota?

Suscribite a nuestro blog

Recibí un resumen mensual de contenido de TrendIT sobre novedads y soluciones digitales para la evolución de tu negocio.