X
SUSCRIBITE AL BLOG
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  EMPRESA
X
¿QUÉ TE GUSTARÍA LEER?
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  COMENTARIO
ENVIAR >
Oct 2019
Compartir en:

NI PÚBLICA NI PRIVADA:

LA NUBE ES HÍBRIDA Y MULTICLOUD

Las empresas se enfocan en múltiples nubes para poder satisfacer sus necesidades tecnológicas. La nube híbrida y multicloud suma complejidades de gestión y operación que deben ser atendidas para poder llevar adelante con éxito el camino hacia la nube.
 
 
Años atrás se imaginó una única nube, pública —es decir, cuyos recursos de infraestructura y servidores son compartidos—, capaz de soportar todas las necesidades de las empresas. Sin embargo, la evolución de la computación en la nube demostró que las compañías no están dispuestas a migrar todo su procesamiento, almacenamiento, datos y aplicaciones al entorno cloud. 
La regulación sobre uso de datos, las necesidades de seguridad y hasta las exigencias en cuanto a la latencia y disponibilidad de los datos hacen que las compañías busquen no una única nube sino una combinación entre cloud público y privado para soportar los requerimientos de sus negocios. 
 
Algunas semanas atrás, en el evento IBM Cloud & Data en Buenos Aires, el CTO de la compañía, Román Zambrano, repitió que “el enfoque ahora es multicloud”. Y con esta palabra se refería no sólo a una nube híbrida que combinara las nubes públicas y privadas, sino una nube que integrara servicios de múltiples proveedores, internacionales y locales, entre los que se pueden encontrar Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure, Google Cloud, IBM, Oracle o proveedores locales. Gartner estima que los 10 primeros proveedores de nube pública a nivel global —entre los que se encuentran algunas de estas compañías — serán responsables de aproximadamente la mitad del mercado de nube pública para 2023.
 

 

Ventajas y desventajas de las diferentes nubes
 
La consultora Gartner señalaba que la decisión sobre qué nube elegir puede estar impulsada por una variedad de factores que involucran disponibilidad, performance, soberanía de los datos, requerimientos regulatorios y costos laborales. Cada nube tiene ciertas características que se transforman en ventajas y desventajas para las organizaciones. Combinadas con las múltiples y diversas necesidades de las empresas, se puede pensar en que, en realidad, lo que llamamos “la nube” no es una sola, sino múltiples nubes que se combinan de forma distinta para cada una de las organizaciones.

La nube pública tiene como principal ventaja el ahorro de costos a través de la reducción de los gastos de capital y el acceso a la tecnología de última generación.

Un reporte de IDC traía a colación algunas de las ventajas y desventajas de los distintos tipos de nubes. Por ejemplo, la nube pública tiene como principal ventaja el ahorro de costos a través de la reducción de los gastos de capital y el acceso a la tecnología de última generación, pero falla en cuestiones relacionadas con la seguridad, el cumplimiento regulatorio y control corporativo, acuerdos de nivel de servicio (SLA), precio elevado por el rendimiento y aumento en los costos operativos (especialmente por el consumo de ancho de banda).
La nube privada, en cambio, cuenta con ventajas en torno a la seguridad, el gobierno corporativo y el rendimiento, aunque tiene como principales retos la dificultad de crecer de forma flexible y un CAPEX demasiado alto.
En esta situación, la nube híbrida aparece como la mejor opción ya que permite obtener los beneficios de las nubes pública y privada, desechando las limitaciones que puede tener elegir solo una de estas alternativas.
En esta etapa, además, se combinan las preferencias de los clientes en evolución respecto del almacenamiento de datos en la nube pública. Las organizaciones están optando por una arquitectura híbrida, en parte, para poder cumplir con estas preferencias.
 

 

Por qué multicloud
 
En una encuesta realizada por Gartner a compañías que están aprovechando los beneficios de las nubes públicas se verificó que el 81 por ciento de los encuestados estaba trabajando con dos o más proveedores de nube. Las razones de esta elección tienen su respaldo en la necesidad de incrementar la agilidad de las organizaciones y evitar quedarse atado a un único proveedor de tecnología (lo que se conoce bajo el término en inglés de vendor lock in).
El acercamiento multicloud es particularmente frecuente en las grandes organizaciones que tienen oficinas en varios puntos del globo. En general, estas compañías se encuentran con la dificultad de acceder a un mismo proveedor en todos sus puntos de presencia, por lo que se enfocan en una estrategia multicloud que les garantice disponibilidad y proximidad en todas sus áreas de cobertura.
Además, existen mercados donde la regulación sobre resguardo de datos personales obliga a las compañías —especialmente aquellas relacionadas a las áreas financieras o de salud— a tener alojados la información de sus clientes de forma local. En este sentido, se apoyan en proveedores nacionales para la información estratégica mientras que confían en los grandes proveedores internacionales para ganar agilidad y mejorar sus costos en espacios menos estratégicos o que no están sujetos a una regulación específica.  
 

 

Sortear la complejidad
 
Las organizaciones tienen definido que el camino a la nube es híbrido —porque se apoya tanto en modelos públicos como privados— y multicloud —porque la tendencia es a trabajar con más de un proveedor de servicios en la nube—.
Los beneficios de esta estrategia son claros pero sus desafíos también lo son. Para poder asegurar el control operacional, las organizaciones buscarán unificar la administración y monitoreo de sus sistemas de IT. Intentarán estandarizar políticas, procedimientos y procesos y, en lo posible, compartir ciertas herramientas por sobre múltiples proveedores cloud. Contar con múltiples nubes hace mucho más complejo este objetivo.

Un software de orchestación multicloud puede ofrecer a las organizaciones ventajas de disminución de los costos de operación de múltiples entornos de nube, mejora en el time-to-market y facilidad en la migración de aplicaciones y servicios.

Una estrategia multicloud incrementa los costos operativos y la complejidad de gestión de los entornos de nube. La orquestación de servicios cloud es uno de los principales desafíos para aquellas empresas que quieran entrar en el mundo de múltiples nubes.
Un software de orchestación multicloud puede ofrecer a las organizaciones ventajas de disminución de los costos de operación de múltiples entornos de nube, mejora en el time-to-market y facilidad en la migración de aplicaciones y servicios al difuminar los márgenes entre las distintas nubes.
De acuerdo con la consultora Kenneth Research, el mercado global de administración de multicloud crecerá a una tasa compuesta anual del 32,1 por ciento hasta 2024 impulsado por una necesidad de mejorar la agilidad de los negocios.
Las empresas pueden delegar el rol de administración de las múltiples nubes a socios de negocio o embarcarse ellas mismas a gestionar las nubes híbridas. Para las empresas que no quieran destinar un equipo para la gestión del entorno multicloud —porque no tienen suficientes recursos o les resulta difícil administrar la complejidad de las nubes—, confiar en un operador de telecomunicaciones puede ser la llave para ser exitoso en el mundo cloud. Por su orientación a la conectividad, la experiencia en centros de datos y gestión de seguridad y el amplio portafolio de servicios que pueden ofrecer, los operadores pueden ser quienes aceleren la adopción de la nube híbrida.
Las organizaciones ya definieron el camino hacia la nube. Ahora, deberán encontrar la forma de facilitar el trayecto para que las piedras que se encuentren en el camino sean fácilmente soslayables. Contar con socios de negocio, sin duda, facilitará el camino.
 
¿Qué te pareció la nota?

Suscribite a nuestro blog

Recibí un resumen mensual de contenido de TrendIT sobre novedads y soluciones digitales para la evolución de tu negocio.