X
SUSCRIBITE AL BLOG
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  EMPRESA
X
¿QUÉ TE GUSTARÍA LEER?
>>  NOMBRE
>>  APELLIDO
>>  EMAIL
>>  COMENTARIO
ENVIAR >
Jun 2019
Compartir en:

SOY PYME,

¿CÓMO ME SUBO A LA FIEBRE BLOCKCHAIN?

Esta tecnología de base de datos más segura abre nuevas oportunidades para todas las industrias. Basta pensar qué problema resolver para crear una aplicación y montarla en la red federal de blockchain.
 
Como toda innovación en la industria de las nuevas tecnologías, se asiste por estos tiempos a la fiebre del blockchain. Y comprender en qué consiste esta novedad no sólo resulta complejo sino que, además, hace falta redoblar el esfuerzo para imaginar cómo aprovechar esta solución que se presenta como tan eficiente para las empresas.
La Argentina avanzó en la construcción de Blockchain Federal (BFA), una plataforma multiservicios de alcance federal y uso público basado en esta tecnología. ¿Qué beneficios trae? ¿Las pymes podrán subirse a esta nueva ola?

(...)No hay dudas de que el procedimiento de cifrado involucrado en esa base de datos en cadena se ha convertido en una garantía de seguridad.

La respuesta es sí. Y esto ya es, de por sí, auspicioso. Porque aunque encaminarse en un proceso de esta naturaleza resulta complejo, la ventaja es que no habrá obstáculos para ningún tipo de organización.
Especialmente, porque sus actores fundadores forman parte del mismo ecosistema de empresas de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y porque, en este proceso, también están  involucrados el sector público y la academia.
Si a mediados de 2018 la novedad pasó porque el Banco Mundial decidió lanzar su primer bono emitido en blockchain, no hay dudas de que el procedimiento de cifrado involucrado en esa base de datos en cadena se ha convertido en una garantía de seguridad.
 
Tres para todos
El NIC Argentina, a cargo de la administración de dominios de internet, la Asociación de Redes de Interconexión Universitaria (ARIU) y la Cámara Argentina de Internet (CABASE) son los responsables del desarrollo de la BFA.
El objetivo es conformar una infraestructura local sobre la cual todas aquellas empresas e instituciones que avancen con proyectos de blockchain puedan subir sus aplicaciones y, así, validar las transacciones involucradas en cada caso.
Diseñada para potenciarse a través de los aportes de sectores públicos, privados, académicos y de la sociedad civil, BFA opta por una estrategia donde la participación de toda la comunidad es esencial, desde la ingeniería organizacional hasta el despliegue de la infraestructura.
Será un caso testigo. A partir de la irrupción de las criptomonedas la Argentina comienza a liderar un proceso regional. Hay que recordar que la tecnología de blockchain es la que sostiene la integridad y seguridad de las monedas virtuales, en términos estrictamente técnicos.
“Blockchain propone un nuevo modelo de Internet distribuido, alejado del modelo cliente-servidor. Al posibilitar la creación de bienes digitales únicos, que no pueden ser replicados, esta tecnología está dando paso a lo que algunos autores llaman “Internet del valor”, explicó Lucas Jolías, director de Prince Consulting.
 
Seguridad y baja de costos
La ventaja de blockchain radica en su interoperabilidad y uso público y colaborativo. Es decir, todos los actores interesados podrán usar la plataforma, subir las aplicaciones y sistemas que consideren convenientes en un entorno de eficiencia, transparencia y seguridad. Sin olvidar, que permitirá bajar los costos, una condición excluyente para cualquier organización que opere en la Argentina.
Una vez más: ¿qué podrían hacer las pymes en una red de estas características?
Como esta plataforma permitirá incorporar registros inalterables, las posibilidades de aplicaciones son infinitas (podría reemplazar procedimientos como libros de actas o estatutos de empresas, por ejemplo). Sólo se debe pensar qué actividades, sistemas, tareas pueden traspasarse a ese espacio para advertir las ventajas.
Jolías destacó que “algunos estados en América Latina lo están empezando a emplear como mecanismo para certificar determinados procesos, documentos o información pública, como, por ejemplo, el portal de compras públicas de Chile. Esta es la primera capa, o la punta del iceberg, de blockchain”, precisó.
 
Chau papel
Y a la hora de dar otros ejemplos basta con  pensar en el ámbito educativo, sea secundario o universitario. Las calificaciones aún se entregan en boletines de papel. Y si bien algunos establecimientos pueden tener su contrapartida en formato digital, existe el riesgo de su alteración.
Pensar en una aplicación de calificaciones educativas para subir a una plataforma de blockchain garantizará esa inviolabilidad, de la que a veces se hacen eco las noticias.
Tener las notas de una materia en un servidor, conectado a otro que guarda las calificaciones de otra materia, y pasar a un tercero donde alberga las de otra actividad, separadas e integradas al mismo tiempo es el secreto de la mayor seguridad de esta tecnología.
Se trata, en definitiva, de una base de datos encadenada en distintos partes (servidores) donde la eventual intención de modificación de uno de ellos provocará algún tipo de alerta en los otros y, así, se evitará ese objetivo.
Como se advierte, los ejemplos dados son de vida cotidiana. Es decir, son sencillos de transformar a esta nueva tecnología. Es aquí cuando se abre la ventana de oportunidad para las pymes, tanto para su funcionamiento interno como para los desarrollos que imaginen, con una ventaja para aquellas dedicadas a las nuevas tecnologías.
 
Menos intermediación
Apoyarse en blockchain facilitará contar con datos organizados, de acceso libre y transparente, sin necesidad de acudir a sellos o tareas intermediaras para su validación.
Para impulsar el desarrollo de esta plataforma federal la conectividad de esos servidores resultará fundamental. Será la base en la que se asentará toda la infraestructura de red que permitirá esa circulación y almacenamiento de datos de manera confiable.
La ventaja de una iniciativa de este tipo es que todos podrán acudir al blockchain sin necesidad de conocimiento técnico. Pero arriba, siempre, tendrá que haber una aplicación que permita consultar algo. La cadena de bloques certificará la integridad de la información.

Para impulsar el desarrollo de esta plataforma federal la conectividad de esos servidores resultará fundamental.

Blockchain Federal está conformada en esta primera etapa por una granja de 15 servidores distribuidos más un framework de desarrollo sobre el que correrán las aplicaciones de los usuarios. Comenzó a funcionar a finales de 2018 a partir de dos proyectos: uno relacionado con el sector financiero, y otro con el monitoreo de los niveles de altura del Río de la Plata, a cargo de Prefectura.
Y, hasta la fecha, algunas de las partes son: Prefectura Naval Argentina, Secretaría de Modernización de la Nación, Universidad Nacional de Córdoba y la Secretaría Legal y Técnica, entre otras instituciones y empresas privadas.
 
Tanto para estos proyectos como los que vendrán a futuro no habrá necesidad de tener una criptomoneda asociada.
Las pymes TIC encontrarán en este proyecto la oportunidad de encarar pequeños desarrollos verticales y subirlos a una plataforma abierta que les permitirá ampliar su tarea. Lo mismo aplicará a los emprendedores que tendrán la chance de explorar nuevas oportunidades a partir de la colaboración que también habilita la plataforma.
En definitiva, esta red permitirá, tal como ya se está advirtiendo, que las pymes y demás organizaciones piensen, imaginen, creen todas aquellas aplicaciones que ayudarán a resolver cuestiones cotidianas de su funcionamiento. La seguridad de los datos que circulen por allí estará garantizada por la tecnología de blockchain. Y, por ende, la fiabilidad de las transacciones. Una oportunidad inmejorable para avanzar en más desarrollo.
 
¿Qué te pareció la nota?

Suscribite a nuestro blog

Recibí un resumen mensual de contenido de TrendIT sobre novedades y soluciones digitales para la evolución de tu negocio.